Excitativa de Justicia

Excitativa de Justicia en México en México

derecho
transparent
600
#12bece

Guías Seleccionadas de Derecho

Guías de Derecho Comparado

Guías ABC

Guías Esenciales

Definición y Carácteres de Excitativa de Justicia en Derecho Mexicano

Concepto de Excitativa de Justicia que proporciona el Diccionario Jurídico Mexicano (1994), de la Suprema Corte de Justicia de la Nación: (escrito por Héctor Fix-Zamudio) Es una institución peculiar del proceso contencioso administrativo mexicano y que se traduce en la queja que puede ser interpuesta ante el órgano de mayor jerarquía a fin de que requiera al magistrado respectivo para que formule el proyecto de resolución, o en su caso, a los integrantes de una Sala para que pronuncien sentencia, cuando no lo han hecho dentro de los plazos establecidos por los ordenamientos respectivos.

Más sobre el Significado de Excitativa de Justicia

Se introdujo por vez primera en los artículos 159, fracción IX y 166, último párrafo, del Código Fiscal de la Federación de 30 de diciembre de 1938, según reforma que entró en vigor el primero de enero de 1950. De acuerdo con el primero de dichos preceptos, se facultó al Pleno del Tribunal Fiscal de la Federación para conocer de las excitativas, que formularan las partes cuando las Salas no pronunciaran las sentencias respectivas dentro del plazo legal. La segunda disposición estableció el derecho de las propias partes para recusar al magistrado que no elaborara la ponencia respectiva, a pesar de haber sido excitado por el Pleno para que la redactara dentro del plazo de quince días a partir de la fecha en que se hubiese hecho dicha excitativa.

Desarrollo

Según los artículos. 245 y 246 del Código Fiscal de la Federación anterior, que entró en vigor el primero de abril de 1967, la excitativa de justicia se reguló como un derecho de las partes para acudir, primero ante el Pleno y con posterioridad a la vigencia de la Ley Orgánica del Tribunal. Fiscal de la Federación de diciembre de 1977, ante la Sala Superior de dicho Tribunal, cuando el ponente de la queja o de la revisión no formulara el proyecto respectivo dentro de los plazos señalados en el propio Código. La excitativa también podía interponerse cuando alguno de los magistrados de una Sala Regional no redactara el proyecto de resolución o no emitiera el voto respecto de los elaborados por los otros magistrados, dentro de los propios plazos legales. Recibida la petición, el presidente del Tribunal Fiscal debía solicitar informe al magistrado respectivo, y, sin otro trámite, daba cuenta a la Sala Superior, a fin de que, si la excitativa se estimaba fundada, se otorgaba un plazo que no excedía de quince días para que dicho magistrado redactara el proyecto o emitiera su voto. Si el propio magistrado no daba cumplimiento a la excitativa dentro del citado plazo adicional, la Sala Superior nombraba otro magistrado para que lo sustituyera, en la inteligencia de que incurría en responsabilidad el magistrado que en dos ocasiones hubiese sido sustituido por estos motivos.

Más Detalles

Los artículos 240 y 241 del actual Código Fiscal de la Federación que entró en vigor el primero de octubre de 1982, modificaron ligeramente la reglamentación anterior, al otorgar al magistrado contra el cual se interpone la excitativa, un plazo de cinco días para rendir su informe ante el presidente del Tribunal Fiscal de la Federación, siguiéndose el mismo sistema, en cuanto al considerarse fundada la excitativa, se concede un plazo de quince días a fin de que el magistrado formule el proyecto correspondiente. Por otra parte, se contempla la hipótesis de que la propia excitativa puede presentarse por las partes afectadas, cuando no se pronuncia sentencia en una Sala Superior a pesar de existir el proyecto del magistrado instructor, pues en ese supuesto, es dicha Sala la que debe rendir informe en el plazo de tres días, y si la Sala Superior encuentra fundada la excitativa, concederá un plazo de diez días a la Regional para que dicte sentencia, pero si no lo hace, ordenará la sustitución de los magistrados renuentes. En la última parte del artículo 241 se agrega que si un magistrado es sustituido dos veces conforme a los citados preceptos, la Sala Superior podrá poner el hecho en conocimiento del presidente de la República y si bien no se establece de manera expresa, entendemos que esa noticia está relacionada con lo dispuesto por el artículo 111 de la Constitución y la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos de diciembre de 1982, es decir, que tiene por objeto que el propio titular del Ejecutivo federal, si lo considera conveniente y escuchando en privado al magistrado respectivo, se encuentre en posibilidad de solicitar la destitución por mala conducta de este último, ante las dos cámaras del Congreso de la Unión.

Más Detalles

Por influencia del citado Código Fiscal de la Federación se creó la propia institución en los ordenamientos de los Estados de Jalisco y de Guanajuato, con algunas variantes secundarias respecto del modelo federal. En efecto los artículos 73 y 74 de la Ley del Procedimiento Contencioso Administrativo para el Estado de Jalisco promulgada el 23 de diciembre de 1983, disponen que las partes pueden interponer la excitativa de justicia ante el Pleno del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la citada entidad federativo cuando el magistrado instructor no formule el proyecto respectivo dentro del plazo señalado en dicha ley (10 días contados a partir de la conclusión de la audiencia final, artículo 60). Una vez recibida la instancia, el presidente del tribunal solicitará el informe al magistrado instructor que corresponda, quien deberá rendirlo en el plazo de 24 horas. Si se encuentra fundada la excitativa otorgará un plazo que no excederá de 10 días para que el citado magistrado formule el proyecto respectivo y si no cumpliere con dicha obligación será sustituido en la forma en que lo acuerde el Pleno. También procede dicha inconformidad cuando la Sala respectiva no hubiese pronunciado sentencia dentro del plazo de 10 días contado a partir de la presentación de la ponencia. En ese supuesto se solicita el informe al magistrado que no hubiese otorgado su voto en favor del proyecto, o que no haya emitido su voto particular para que lo haga en un plazo de 3 días. Cuando se estime fundada la excitativa, se otorgará un plazo de 10 días a los magistrados faltantes para que dicten sentencia, o si éstos no lo hacen, se procederá a sustituir a los magistrados renuentes. Los artículos 92 y 93 de la Ley de Justicia Administrativa del Estado de Guanajuato promulgada el 15 de agosto de 1985, regulan la citada excitativa de justicia que pueden formular las partes ante el Pleno del Tribunal Contencioso Administrativo cuando la Sala respectiva (las Salas son unitarias) no pronuncie oportunamente la resolución que corresponda (10 días contados a partir de la conclusión de la audiencia final, artículo 82) o el magistrado no formule el proyecto respectivo. Recibida la excitativa de justicia por el presidente del tribunal, solicitará informe a la Sala que corresponda o al magistrado designado, el que deberá rendirse en un plazo de 5 días. El presidente dará cuenta al Pleno y si éste considera fundada la queja otorgará un plazo que no excederá de 15 días para que la Sala o el magistrado designado dicte resolución o formule el proyecto, respectivamente. Si no cumpliere con dicha obligación el responsable será sustituido. Cuando un magistrado hubiese sido sustituido en dos ocasiones, el Pleno debe poner el hecho en conocimiento del Ejecutivo del Estado.

Concepto de Excitativa de Justicia en Derecho Agrario

En este contexto del Derecho mexicano, una definición de Excitativa de Justicia podría ser la siguiente: Institución del proceso contencioso administrativo que tiene por objeto la promoción que efectúan las partes en un procedimiento ante el órgano de mayor jerarquía, a fin de que requiera al magistrado que conoce del asunto, para que formule el proyecto o emita la resolución o sentencia correspondiente, cuando no lo ha efectuado dentro de los plazos establecidos por los ordenamientos respectivos.

En materia agraria esta acción tiene por objeto que el Tribunal Superior Agrario ordene, a petición de parte legítima, que los magistrados cumplan con las obligaciones procesales en los plazos y términos que marca la normatividad, sea para dictar sentencia o formular proyecto de la misma, o para la substanciación oportuna del procedimiento del juicio agrario. (Véase rita arts. 2124, y «Ejecución de sentencia».)

Recursos

Véase También

Bibliografía

Armienta Calderón, Gonzalo, El proceso tributario en el derecho mexicano, México, Textos Universitarios, 1977; Briseño Sierra, Humberto, Derecho procesal fiscal; 2a. edición, México, Antigua Librería de Robredo, 1975; Heduan Virues, Dolores, Las funciones del Tribunal Fiscal de la Federación, México, Compañía Editorial Continental, 1961; Heduan Virues, Dolores, Cuarta década del Tribunal Fiscal de la Federación. México, Academia Mexicana de Derecho Fiscal, 1971.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.