Finanzas

Finanzas en México

[aioseo_breadcrumbs] [rtbs name=»informes-juridicos-y-sectoriales»][rtbs name=»derecho»]

Situación a Principios del Siglo XX

Los ingresos nacionales proceden de los derechos de importación y exportación, de los derechos portuarios y de otros impuestos que gravan el comercio exterior; de los impuestos sobre el consumo y el timbre y de otros gravámenes sobre las transacciones comerciales internas; de los impuestos directos recaudados en el distrito federal y en los territorios nacionales, que comprenden un impuesto sobre la tierra en los distritos rurales, un impuesto sobre la vivienda en la ciudad, licencias comerciales y profesionales, tasas de agua y diversos impuestos sobre el pan, el pulque, los vehículos, los salones, los teatros, etc. Los ingresos más importantes son el impuesto sobre la vivienda en la ciudad, las licencias comerciales y profesionales, las tasas de agua y otros impuestos sobre el pan, el pulque, los vehículos, los salones, los teatros, etc.; los derechos de sucesión y los derechos de registro; el recargo sobre todos los impuestos recaudados por los , llamado «contribución federal», que se paga en sellos de ingresos federales; los ingresos de correos y telégrafos; y algunas fuentes de ingresos menores. El ingreso más fructífero es el impuesto sobre las importaciones, que a veces se utiliza para la protección de las nacionales, y que produce del 40 al 45 % de los ingresos totales. En 1905, los impuestos especiales gravan el tabaco, el alcohol y las bebidas alcohólicas, así como los productos de algodón. Los impuestos mineros, que están sujetos a cambios periódicos, consisten en un impuesto inicial o de registro sobre la reclamación (pertenenoia), un impuesto anual o de alquiler sobre cada reclamación, y un impuesto del 3; % (1905) sobre la exportación de oro y plata sin refinar, del 235 % sobre los minerales parcialmente refinados, y del 1 % sobre la plata pura. Los gastos se destinan principalmente a los servicios de la deuda pública, los gastos militares, las obras públicas y los asuntos internos (Departamento del Interior). Sólo el servicio de la deuda pública requirió 26.201.873 dólares (2.620.187 libras) en 1908.

Para el año fiscal 1906-1907 los ingresos produjeron un total de 114.286.122 pesos (dólares), o, aproximadamente, £11.428.612, y los gastos fueron de 85.076.641 pesos, o, {8.507.664. Las estimaciones para 1908-1909 muestran una marcada disminución debido a la depresión comercial, calculándose los ingresos en 103.385.000 pesos y los gastos en 103.203.830 pesos. De los primeros, 46.500.000 pesos se acreditan a derechos de importación, 31.930.000 pesos a sellos, impuestos especiales, etc., 10.930.000 pesos a impuestos directos y el resto a diversas fuentes. Debido a la circunstancia de que la gran mayoría del pueblo mexicano no posee propiedades, no lleva a cabo ninguna industria, y ni siquiera debe considerarse como productivos regulares, los ingresos son pequeños en relación con la población y son comparativamente inelásticos.

Los ingresos y gastos de los y municipios en 1904, la última fecha disponible, se agregaron como sigue, en ingresos y gastos:

Estados . . 24.519.926 pesos 23.557.968 pesos

Municipios . 14,605,022, , 14,160,132 pesos.

Los impuestos cubren una gran variedad de ocupaciones y propiedades, a menudo hasta un grado minúsculo y vejatorio, y los gastos incluyen los de la , escuelas, policía, calles y otros objetos de interés puramente local.

El endeudamiento público de México incluye una deuda externa pagadera en oro, una deuda interna pagadera en plata y una deuda flotante que cubre los saldos no pagados de las asignaciones, los intereses no pagados y otros créditos y obligaciones. Las emisiones de papel moneda son realizadas por los y no por el , y la tesorería nacional no guarda efectivo en sus bóvedas ni tiene de amortización para compensar este endeudamiento. La deuda externa data de 1825, cuando se pidieron 10.000.000 de libras en Londres a través de dos . Los impagos de intereses llevaron a una conversión de la deuda en 1851, reduciéndose el tipo de interés del 5 % al 3 %. Siguieron otros impagos y en 1888 se realizó otro ajuste mediante la emisión de bonos con un 6% de oro. A partir de ese momento, el mexicano ha cumplido con sus obligaciones rápidamente, por lo que su crédito tiene una alta calificación y sus bonos incluso se han cotizado con prima. En 1899 el gobierno colocó en Europa un préstamo de 22.700.000 libras esterlinas al 5% para la conversión de sus bonos al 6%, garantizándolo con la hipoteca del 62% de sus derechos de importación y exportación. Otros han aumentado considerablemente la deuda desde entonces, pero sigue estando dentro de los recursos normales del país. Según Matías Romero (México y Estados Unidos, 1898), en 1850 se inauguró un nuevo tipo de endeudamiento en forma de deuda interna pagadera en plata. Posteriormente se consolidaron bajo este tipo otros préstamos y obligaciones contraídos durante períodos de desorden, y más tarde se incluyeron también los subsidios ferroviarios no pagados. El tipo de interés oscila entre el 3% y el 5%, y tanto el principal como los intereses son pagaderos en plata. El rápido desarrollo de la construcción de ferrocarriles ha incrementado en gran medida esta parte de la deuda pública, ya que los ingresos del país son insuficientes para hacer frente a las obligaciones de subvención, pero como los ferrocarriles se construyen para el desarrollo de recursos valiosos y la apertura de las necesarias comunicaciones comerciales, el aumento no ha ocasionado ninguna pérdida de crédito.

Antes de 1905 todas las transacciones monetarias en México se basaban en la práctica en un patrón de plata fluctuante y en la libre acuñación de monedas. Por una ley del 9 de diciembre de 1904, promulgada por un decreto ejecutivo del 25 de marzo de 1905, se adoptó el patrón oro, y el peso de plata, de -9027 de ley y con 24~438 gramos de plata pura, se convirtió en la unidad monetaria con una valoración de -75 gramos de oro. Al mismo tiempo se suspendió la libre acuñación de plata, reservándose el gobierno el único privilegio de acuñar dinero. La acuñación de México, concentrada ahora en la casa de moneda de la capital (todas las demás han sido cerradas) se basa (desde el 28 de noviembre de 1867) en el sistema decimal -el peso está dividido en 100 centro/os- y consiste en monedas de oro, plata, níquel y bronce, cuyo peso y finura están determinados por la ley monetaria de 1904.

La moneda de plata fraccionada no es de curso legal por encima de 20 pesos, y las monedas de bronce y níquel no por encima de 1 peso, pero el gobierno mantiene oficinas de conversión donde dichas monedas pueden convertirse en pesos de plata sin pérdida. La cantidad de oro en circulación es pequeña, ocupando su lugar los billetes de banco convertibles en oro. Se permite la circulación de monedas extranjeras en la república.

En 1908 había 34 constituidos en México, de los cuales 29 gozaban del privilegio de emitir billetes; la circulación total de billetes al 31 de diciembre de 1906 era de 97.787.878 pesos. Estas emisiones de billetes están vigentes en todas partes a su valor nominal completo, ya que están garantizadas, según las disposiciones de la ley bancaria nacional de 1896, por las reservas metálicas. Los billetes no son de curso legal, y está prohibido contabilizarlos como «efectivo en mano» en las bancarias, pero las amplias salvaguardias, tanto en cuanto a la emisión como a la redención, inspiran plena confianza en su empleo como sustituto del oro. Las restricciones a las operaciones especulativas en el sector inmobiliario y al uso de papel hipotecado y descontado como garantía de otras transacciones, junto con la publicación de balances mensuales detallados, han mantenido a estos bancos libres de métodos poco sólidos, y su historial hasta ahora (1909) ha sido notablemente bueno. Los bancos hipotecarios y de préstamos también se han establecido de acuerdo con la ley de 1896, y están sujetos a la supervisión oficial. Los bancos privados son numerosos, pero no se anima a los bancos extranjeros a abrir agencias. El uso de cheques es muy limitado debido al impuesto de timbre.

Revisor de : Alfred [rtbs name=»siglo-xx»]

Finanzas

Finanzas en la Enciclopedia Jurídica Omeba

Véase:

Recursos

Véase también

Otras búsquedas sobre Derecho Fiscal y Financiero en la Enciclopedia Jurídica Mexicana

Otras entradas relacionadas con Finanzas en la sección sobre el Derecho Financiero y Fiscal pueden ser las siguientes:

  • Exenciones impositivas
  • Empréstito
  • Emisión de
  • Emisión de moneda
  • Emisión de deuda pública