Teoría Jurídica de la Función Pública

Teoría Jurídica de la Función Pública en México

[aioseo_breadcrumbs] [aioseo_breadcrumbs] Nota: Véase sobre el Funcionamiento de la Administración Publica Centralizada en México.

[rtbs name=»informes-juridicos-y-sectoriales»][rtbs name=»derecho»]

El Derecho de la Función Pública

Contenido del Estudio del Derecho de la Función Pública

Es el siguiente:

  • Concepto de .
  • Distinción entre funcionario, servidor y empleado público.
  • Valores consagrados en la Constitución Política de los Unidos Mexicanos, relativos a la (véase más abajo).
  • El régimen de responsabilidades administrativas de los servidores públicos en México.
  • El Derecho de la Función Pública en otros sistemas jurídicos.

Valores consagrados en la Constitución Política de los Unidos Mexicanos, relativos a la función pública:

  • Independencia.
  • Imparcialidad.
  • Legalidad.
  • Honradez.
  • Lealtad.
  • Eficiencia.
  • Excelencia.
  • Objetividad.
  • Profesionalismo. El servicio profesional de carrera en la Administración Pública.

Teoría Jurídica de la Función Pública

En esta sección se ofrece una visión general de jurídica de la función pública en el contexto del en el derecho local mexicano. Se puede entender por función pública, la atribuida al Estado -Federación, estados y municipios- cuyo ejercicio requiera del desempeño de una actividad que conlleve su potestad, su imperio, su autoridad, de ahí que sea en última instancia una manifestación de su soberanía; la función pública lo puede ser en sentido formal y en sentido material. En opinión de R. Carré de Malberg: «Se entiende por estatales, en derecho público, las diferentes actividades del Estado en cuanto constituyen diferentes manifestaciones o diversos modos de ejercicio, de la potestad estatal.»

Una correcta explicación de la función pública requiere distinguir los conceptos de poder, órgano y función estatales que aparecen contrastados una vez que la clásica de la separación de poderes devino teoría moderna de separación de y de órganos, entre cuyas bases figura como premisa fundamental la unidad del poder estatal, así como la indispensable relación entre los órganos en que se depositan sus funciones sustantivas, caracterizados por no convertirse en compartimentos estancos de éstas, lo que les permite participar en el ejercicio de varias de ellas y realizar, por tanto, actos de diferente contenido sustancial: legislativo, administrativo, jurisdiccional, contralor y electoral, entre otros, y a través de las entre poderes generar la voluntad única del Estado, que permite alcanzar una diáfana idea de la unidad del poder estatal. El poder estatal o poder público viene a ser la del estado de imponer su voluntad con, sin y aun contra la voluntad concurrente de sus destinatarios -toda la estatal-, para lograr los objetivos del estado y, en su caso, del municipio, lo que significa que cuando se dé la oposición del destinatario del poder, se habrá de vencer, de ser necesario, mediante el empleo de la fuerza, elemento que subyace en el cimiento de la eficacia del poder político que, como señala Serra Rojas «es un poder total, que dispone del monopolio de la coacción y se impone a todos».15 Para André Hauriou, el poder estatal: Es una de la voluntad que se manifiesta en quienes asumen la empresa del de un grupo humano y que les permite imponerse gracias al doble ascendiente de la fuerza y de la competencia. Cuando no está sometido más que por la fuerza, tiene el carácter de poder de hecho, y se convierte en poder de derecho por el consentimiento de los gobernados.

Establecida la unidad del poder estatal, deben distinguirse sus funciones, es decir, las funciones públicas -que son múltiples- y diferenciarse de los órganos en los que se depositan, que deben ser, asimismo, múltiples; en opinión de Carré de Malberg: Las funciones del poder son las diversas formas bajo las cuales se manifiesta la actividad dominadora del Estado; dictar la ley, por ejemplo, es uno de los modos de ejercicio de la potestad estatal, o sea una función del poder. Los órganos del poder son los diversos personajes o cuerpos públicos encargados de desempeñar las diversas funciones del poder. El cuerpo legislativo, por ejemplo, es el órgano que desempeña la función legislativa del poder estatal. [1] [rtbs name=»servidor-publico»]

Recursos

[rtbs name=»informes-juridicos-y-sectoriales»][rtbs name=»quieres-escribir-tu-libro»]

Notas y Referencias

  1. Información sobre teoría jurídica de la función pública basada en la obra Municipales, de Jorge Fernández Ruiz (INAP, México, D.F.)

Véase También