Contaminación Ambiental

Contaminación Ambiental en México en México

Guías Seleccionadas de Derecho

Guías de Derecho Comparado

Guías ABC

Guías Esenciales

Definición y Carácteres de Contaminación Ambiental en Derecho Mexicano

Concepto de Contaminación Ambiental que proporciona el Diccionario Jurídico Mexicano (1994), de la Suprema Corte de Justicia de la Nación: (escrito por José Barragán Barragán) (De contaminare, alterar la pureza de una cosa, como los alimentos, las aguas, el aire o el ambiente). La contaminación engloba a todas aquellas acciones que tengan como resultado la operación de cambios en la naturaleza modificando las condiciones ideales para la existencia idónea del hombre y demás organismos vivos. Significa la presencia en el medio ambiente de uno o más agentes, o cualquier combinación de ellos, que perjudiquen o molesten la vida, la salud y el bienestar humanos, la flora y la fauna o degraden la calidad del aire, del agua, de la tierra, de los bienes y de los recursos en general. Asimismo son agentes contaminantes toda materia o substancia, o sus combinaciones, o compuestos o derivados químicos y biológicos, como humos, polvos, gases, cenizas, bacterias, residuos y desperdicios, y cualesquiera otros que al incorporarse o adicionarse al aire, agua o tierra puedan alterar su pureza o sus características naturales o las del ambiente. Son también contaminación toda forma de energía, como calor, radiactividad o ruido que al operar sobre o en el aire, agua o tierra, altera su estado natural o su pureza. La contaminación debe ser muy antigua, como la presencia del hombre sobre la tierra, dice Miguel Díaz en una estupenda ponencia presentada al Primer Coloquio Internacional sobre legislación pesquera, celebrado en la ciudad de México en julio de 1981. Casi todas las actividades del hombre en efecto generan algún elemento de destrucción o alteración del medio.

Más sobre el Significado de Contaminación Ambiental

Los principales agentes de la contaminación de los tiempos modernos son: el dióxido de carbono, que se origina en los procesos de combustión de la producción de energía, de la industria y de la calefacción doméstica: se cree que la acumulación de este gas podría aumentar considerablemente la temperatura de la superficie terrestre y ocasionar desastres geoquímicos y ecológicos, como observa el autor citado; lo producen algunas industrias como la de siderurgia, las refinerías, de petróleo y los vehículos de motor. Algunos científicos afirman que este gas, muy nocivo, podría afectar a la estratósfera. Otro agente de contaminación es el dióxido de sulfuro, producido por el humo proveniente de las centrales eléctricas, de las fabricas de automóviles y del combustible doméstico. El aire así contaminado agrava las enfermedades del aparato respiratorio, corroe los árboles y los edificios de piedra caliza y afecta algunos textiles sintéticos. Otro agente de contaminación es el óxido de nitrógeno, que producen, entre otros, los motores de combustión interna, los aviones, los hornos, los incineradores, el uso excesivo de fertilizantes, los incendios de bosques y las instalaciones industriales, forma el llamado smog de las grandes ciudades modernas y puede ocasionar serias infecciones respiratorias, entre ellas la bronquitis en los recién nacidos. Otro agente está constituido por los fosfatos, que se encuentran en las aguas negras o de cloaca, provenientes de los detergentes y de los fertilizantes químicos utilizados en exceso, así como de los residuos de la cría intensiva de animales. Los fosfatos constituyen uno de los factores de mayor contaminación en los lagos y ríos. Otro agente de contaminación es el mercurio, producido por la utilización de los combustibles fósiles, la industria cloroalcalina, las centrales de energía eléctrica, la fabricación de pinturas, los procesos de laboreo de minas y la preparación de la pasta de papel. Constituye un grave agente contaminador de los alimentos, especialmente de los que provienen del mar y es un veneno cuya acumulación termina afectando al sistema nervioso.

Desarrollo

El plomo es otro agente de contaminación, derivado de los procesos de aprovechamiento del petróleo, de fundiciones de este metal, de la industria química y de plagicidas. Se trata de un tóxico que afecta a las enzimas y altera el metabolismo celular acumulándose en los sedimentos marinos, y en el agua en general. El petróleo causa daños desastrosos sobre el plancton, la vegetación y la fauna marina, al ser producido por prospecciones efectuadas en el mar, o por los desechos de los buques que lo transportan fundamentalmente. Los plagicidas son muy tóxicos incluso en concentraciones extremadamente bajas, contaminan fundamentalmente las fuentes de alimentación del hombre al ser utilizados en la agricultura y al ser arrastrados por el agua. El ruido afecta al ser humano interfiriendo su descanso, la comunicación, el aprendizaje, la ejecución del trabajo y, en general, su bienestar. Puede producir alteraciones psicológicas, como la angustia, irritabilidad, cambios en la personalidad y lesiones que van desde la disminución de la agudeza auditiva hasta la sordera.

Más Detalles

Por su importancia en la vida moderna el Estado se ha preocupado por expedir leyes reglamentarias de esta materia. Así en México tenemos la Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental, publicada en el Diario Oficial del 23 de marzo de 1971. Dicha ley trata de prevenir, controlar y prohibir los contaminantes y sus causas, cualesquiera que sea su procedencia u origen que en forma directa o indirecta, sean capaces de producir contaminación o degradación de los sistemas ecológicos. Asimismo determina que esta materia cae bajo la competencia del Ejecutivo Federal, quien realizará los estudios pertinentes y las evaluaciones, en su caso, a fin de desarrollar nuevos métodos, sistemas y equipos que permitan controlar y abatir la contaminación. Esta ley especialmente se ocupa de la prevención y control de la contaminación del agua y ha contribuido a ir fortaleciendo el aparato estatal dedicado a tan importante materia. Así en 1972 se creó dentro de la Secretaría de Salubridad y Asistencia la Subsecretaría del Mejoramiento Ambiental, o el fideicomiso para la preservación y control de las aguas y el desarrollo de la fauna acuática según acuerdo del 24 de agosto de 1972. Y se han venido publicando otras varias medidas legales con idénticos propósitos, como sería el mismo reglamento de la ley mencionada, de 29 de noviembre de 1973; el decreto que aprueba el convenio sobre la prevención de la contaminación del mar por vertimiento de desechos y otras materias, del día 17 de mayo de 1974; el reglamento para la prevención y control de la contaminación ambiental originada por la emisión de ruidos, publicado en el Diario Oficial del 2 de enero de 1976; el decreto que fija los límites permisibles de emisiones de los gases de escape de los vehículos automotores nuevos que usan gasolina como combustión, publicado en el Diario Oficial del 29 de octubre de 1976; el acuerdo por el que se crea la Comisión Intersecretarial de Saneamiento Ambiental, publicado en el Diario Oficial del día 25 de agosto de 1978 y su reglamento interior del 1 de marzo de 1979, entre otras varias disposiciones que se han venido expidiendo sobre la materia.

¿Por qué está tan contaminada Ciudad de México y puede modificarse esta situación?
Durante décadas, Ciudad de México se ganó la reputación de ser una de las áreas metropolitanas más contaminadas del mundo. De hecho, las Naciones Unidas la clasificaron como la metrópolis más contaminada del mundo en 1992 y la más peligrosa para los niños en 1998. A finales del siglo XX, la visibilidad del aire en Ciudad de México había disminuido de una media de 62 millas en la década de 1940 a sólo 1 milla en 2000. El contenido de ozono superó los niveles de seguridad en el 97% de los días de la década de 1990. ¿Cómo se ha contaminado tanto la capital de México en tan poco tiempo? La geografía de la Ciudad de México contribuye a los factores artificiales que condujeron a este grave estado ambiental. La altitud de la Ciudad de México, con una media de 2.000 metros, significa que el contenido de oxígeno es aproximadamente una cuarta parte menor que el que se encuentra a nivel del mar. Los residentes respiran más profundamente para compensar esta diferencia de oxígeno, inhalando así más contaminantes. Este aire «más fino» también significa que los combustibles fósiles se queman con menos eficacia. Además, el área metropolitana está situada en un gran valle rodeado de cadenas montañosas más altas que atrapan los contaminantes artificiales. Esto produce lo que podría describirse como un cuenco gigante con una cubierta atmosférica.

Los drásticos cambios provocados por el hombre exacerbaron el impacto de esas condiciones climáticas y geográficas naturales. La población metropolitana de la ciudad pasó de unos tres millones en 1950 a veintiún millones en 2015. Los mexicanos conducen diariamente cuatro millones de vehículos, que representan entre el 70% y el 80% de todas las emisiones de la ciudad. No fue hasta 1989 cuando la Ciudad de México introdujo las pruebas de emisiones. Estas pruebas llevaron a prohibir la circulación de los coches más antiguos un día a la semana, eliminando 320.000 coches semanales. En los días en que los niveles de contaminación son elevados, estos coches pueden prohibirse durante un segundo día y se eliminan algunas actividades industriales. El 30% de la producción industrial de México se concentra en la zona metropolitana y sus alrededores. Desde 1990, el exitoso programa de Ciudad de México ha reducido los niveles de plomo en un 95%, el dióxido de azufre en un 86% y el monóxido de carbono en un 74%. Ciudad de México creó EcoBici, el mayor programa de bicicletas compartidas de América Latina, con cuatro mil bicicletas y un número de usuarios de casi veinte millones desde su apertura en 2010. En 2015, medio millón de ciclistas al mes utilizaban este sistema. Hoy en día se puede ver a los participantes en el Paseo de la Reforma, la principal vía del centro de la ciudad.

Estudios recientes sugieren que, para reducir aún más la contaminación del aire, la ciudad debería concentrarse en eliminar las partículas de menos de 10 micrómetros. Por ejemplo, en 2010, una reducción del 10% de estas partículas se tradujo en 33.000 visitas menos a urgencias y 4.200 visitas menos al hospital por dolencias respiratorias. El exitoso programa de la ciudad ha sido emulado por otras grandes áreas metropolitanas, pero la ciudad tendrá que seguir ampliando sus esfuerzos para seguir reduciendo las muertes y enfermedades atribuidas a la contaminación del aire.

Revisor de hechos: Tom

Contaminación Ambiental en el DIPr

En esta parte se analizan las relaciones privadas entre personas o empresas de diferentes países de la mano de la internacionalización de la sociedad y del mercado mexicano en relación con contaminación ambiental, tratando de ordenar y explicar el entramado de normas que, en un contexto general, regulan las relaciones privadas internacionales.

Contaminación ambiental (su responsabilidad civil)

Contaminación ambiental (su responsabilidad civil) en la Enciclopedia Jurídica Omeba

Véase:

Recursos

Notas y Referencias

Véase También

Desarrollo Económico

Bibliografía

Contreras Vaca, Francisco. Derecho Internacional Privado. Parte Especial. Editorial Oxford, México, 2000.
cuevas Cancisco, Francisco. Manual de Derecho Privado Mexicano. Porrúa, México, 1998, 2ª Edición.
flowenfel Andreas. Resolución de Disputas Binacionales Según los Términos del Capítulo Xix del Acuerdo de Libre Comercio entre Canadá y Estados Unidos. Colmex, 1993.
Franco Aguayo, Francisco. el Extranjero en México. México, 1995.
instituto Matías Romero la Política Exterior de México (enfoquede Estudios Diplomáticos. para su Análisis). Colmex, 1997.

Díaz. Miguel, «Aspectos legales de la contaminación en México», Memoria del Primer Coloquio Internacional sobre Legislación Pesquera, México UNAM, Secretaría de Pesca, 1982, volumen IV.

1 comentario en «Contaminación Ambiental»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.